Consejos, trucos y técnicas para perder el miedo a ir al dentista.

Ir al dentista puede ser una experiencia desalentadora para muchas personas. Ya sea por el miedo al dolor, la ansiedad ante lo desconocido o, simplemente, por la aversión a que alguien le hurgue en la boca, las visitas al dentista pueden hacer que hasta el más valiente de nosotros se sienta un poco incómodo.
Superar el miedo al dentista en Palma de Mallorca

Ir al dentista puede ser una experiencia desalentadora para muchas personas. Ya sea por el miedo al dolor, la ansiedad ante lo desconocido o, simplemente, por la aversión a que alguien le hurgue en la boca, las visitas al dentista pueden hacer que hasta el más valiente de nosotros se sienta un poco incómodo.

Hay, sin embargo, formas de superar estos miedos y hacer que la experiencia sea mucho más llevadera.

Comunícate con tu dentista

El primer paso para superar el miedo al dentista es comunicarse con el profesional. Explícale lo que te preocupa y lo que te angustia de ir al dentista. Tu dentista lo entenderá y podrá ofrecerte algunas soluciones útiles, como la sedación u otras formas de técnicas de relajación.

Conoce a su dentista

Otra forma de superar el miedo al dentista es conocer a tu profesional. Establecer una relación con tu dentista puede ayudarle a sentirse más cómodo/a y tranquilo/a durante sus visitas. Esto puede lograrse mediante citas regulares, haciendo preguntas o simplemente charlando con el personal de la clínica.

Infórmate

El miedo a lo desconocido puede ser una de las principales causas de la ansiedad dental. Para superarlo, infórmate sobre lo que puedes esperar de tus citas. Puedes pedir información sobre los procedimientos a los que te vas a someter o investigar el tema por tu cuenta. Saber qué esperar puede ayudarte a sentirte más en control y menos ansioso/a.

Aprende y practica técnicas de respiración y relajación

Otra forma de reducir la ansiedad durante las citas con el dentista es centrarse en técnicas de respiración y relajación. Respirar profundamente, contar hasta diez o visualizar un lugar tranquilo puede ayudarle a mantener la calma y centrarse durante la visita. También puedes probar la relajación muscular progresiva, que consiste en tensar y relajar distintos grupos musculares para relajarte.

Háblate a ti mismo/a en positivo

Por último, hablar en positivo puede ayudarte a superar tus miedos y a sentirte más seguro/a durante las visitas al dentista. Recuérdate a ti mismo/a que tienes el control, que eres capaz de manejar la situación y que tu dentista está ahí para ayudarte. Si te centras en pensamientos y emociones positivas, podrás reducir tu ansiedad y sentirte más relajado.

Recuerda que tu salud dental es importante y que visitar al dentista con regularidad puede ayudarte a prevenir la aparición de problemas dentales graves. Si tomas medidas para superar tus miedos y hacer de las visitas al dentista una experiencia más positiva, estarás cuidando tu sonrisa y tu salud en general.

Si tienes preguntas o dudas, contáctanos o háznoslo saber en persona en tu próxima visita. 

Seleccione un idioma

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad